CÓMO SEGUIR UN ESTILO DE VIDA FIT EN NAVIDAD SIN MORIR EN EL INTENTO. PARTE I

Únete a la conversación

CÓMO SEGUIR UN ESTILO DE VIDA FIT EN NAVIDAD SIN MORIR EN EL INTENTO.

PARTE I: LA COMIDA TRAMPA

Bien sabido es que seguir nuestra rutina habitual en estas fechas que se aproximan, es una tarea digna del mismísimo Hércules.

El objetivo de este artículo es ayudarte a solventar posibles inconvenientes o problemas que muy probablemente ocurrirán a lo largo de esta época del año.

No “sólo” están las fechas que todo el mundo sabemos, como son Nochebuena, Navidad, Nochevieja, Año Nuevo, la noche del Roscón y el día de Reyes. A éstas, les podemos añadir las comidas o cenas navideñas; ya sean de trabajo o de antiguos compañeros de estudios a los que ves cada “X” años, o incluso las habituales con tus amigos más cercanos.

Si a todo esto le sumamos el continuo bombardeo de anuncios televisivos y carteles por las calles de dulces típicos de esta época del año, los puestecillos que están en cada esquina para ofrecerte “algo bueno” que llevarte a la boca y que en estás fechas todos nos ponemos un poco nostálgicos con nuestra infancia y recordamos lo bien que  lo solíamos pasar en estos días turrón en mano, el resultado puede ser de unos 5kg de diferencia entre mediados de Noviembre y principios de Enero. Todo esto se multiplica cuando caemos en la trampa que nosotros mismos nos ponemos de: “En Enero me pongo las pilas”, lo que nos hace descontrolarnos aún más si cabe en Navidad.

A todo esto, para que el desastre sea todavía mayor, podemos añadirle que muchos gimnasios cierran los días señalados anteriormente, con lo que; o bien nos perderemos ciertos días de nuestro programa de entrenamiento, o siendo ya drásticos, algunos se cogerán un largo puente, porque en casa se está muy a gusto y claro: “Para que voy a ir, si no voy a poder completar el programa de la semana”.

Bueno, creo que con todos estos posibles casos, es hora de que mediante unos cuantos “tips”, sepáis como actuar frente a diversas situaciones que os alejarían mucho de vuestros objetivos.

EL CALENDARIO, UNA HERRAMIENTA MUY ÚTIL

En primer lugar, coge el calendario y marca en él los días en los que quieres o sabes vas a hacer una comida fuera de tu dieta. El procedimiento es simple: Date el gusto de esa comida especial los días que te has marcado y el resto de comidas del día vuelve a tu rutina.

DISFRUTA DE TU “COMIDA LIBRE”

Come con la familia, amigos o compañeros del trabajo y disfrútalo, pero con moderación. Un error muy frecuente, que se acentúa sobretodo en la gente que sigue una dieta estricta, es “comer por los ojos” a la hora de pasarnos en alguna comida. Con esto me refiero, a que debido a esa ansiedad que podemos tener por la comida que no tomamos habitualmente, nos ponemos delante cantidades ingentes de comida. El resultado será, bien que nos dejemos poco menos que la mitad o bien que, en una mezcla de empeño y ansiedad, acabemos con todo lo que nos habíamos propuesto en un principio, dando lugar después a una hinchazón, malestar y diversos efectos como resultado del atracón previo.

Come con cabeza, la comida no se va a acabar de la faz de la tierra. Piensa en darte un gusto con los tuyos  y que no te siente mal. De hecho, si aprovechamos estos días adecuadamente y los planificamos bien, el resultado puede ser hasta beneficioso, tanto a nivel mental como físico. Eso sí, debes tener en cuenta que durante el resto de comidas del día, deberás volver a tu normalidad, o casi.

LOS EXCESOS NO SON BUENOS…

Si consideras que te has pasado demasiado en esa comida, o no la has hecho aún pero sabes que lo vas a hacer y no quieres o no te apetece tomar la cantidad de comida que tendrías programada en tu dieta habitual, puedes reducir un poco las cantidades de comida y añadir algún suplemento nutricional extra, como un batido de proteínas. Una opción muy inteligente, sería la de optar por ingerir distintas fuentes de proteína como es TRI-PRO™. Consiste en una mezcla proteica de gran calidad a partir de una proporción equitativa de proteína de suero aislada, proteína de leche aislada y clara de huevo en polvo. Estas fuentes proteicas superiores se combinan para aportarte la nada despreciable cantidad de 24 g de proteínas por cada batido de 30 g, lo que equivale a un contenido proteico más que idóneo para complementar una comida de las que hemos nombrado anteriormente (Antes o después de nuestra comida trampa).

Con esto nos aseguraremos una entrada constante de aminoácidos en nuestro torrente sanguíneo, pues al componerse de distintos tipos de proteína, tiene por tanto distintos tiempos de liberación de sus aminoácidos. De esta manera, evitaremos el catabolismo muscular por la pérdida de nitrógeno.

LAS TRAMPAS SON PARA LISTOS, ¡NO LA LÍES!

El resto de días, previos a la siguiente comida fuera de tu dieta, vuelve a la normalidad. Sigue tu dieta al pie de la letra. Después de haber comido tus alimentos preferidos, nos sentiremos con mucha energía, muy vitales. Esto es debido a esas calorías de más que nuestro cuerpo se ha encontrado por sorpresa y sobretodo, estaremos más felices y desestresados, sin ansias por la comida y con ganas de retomar nuestra dieta y energías renovadas para alcanzar nuestros objetivos.

Así que ya sabéis, estas fiestas, con planificación, podemos darnos un gusto pero con la cabeza siempre en nuestros objetivos.

¡FELICES FIESTAS!

Autor Santi Sabater: “Nacido y criado en la ciudad de Alicante, España. Apasionado del ejercicio físico y de los deportes de fuerza, en Marzo de 2013 dí un vuelco casi por completo a mi vida. Adopté un estilo de vida Fitness y sigo mejorando día a día desde entonces. Dedicado al culturismo desde 2014, donde debuté en IFBB como Men´s Physique, hasta este año que acaba, donde he competido en Classic Bodybuilding. Además,  soy monitor de fitness y musculación y me dedico al entrenamiento personal y asesoramiento nutricional”

Los Comentarios están cerrados.