Qué Proteína Vegana Elegir

Únete a la conversación

Si sigues una dieta vegetariana, sin duda te habrán preguntado de dónde obtienes la proteína. Hoy te vamos a dar una respuesta definitiva a esta molesta pregunta.

Te daremos toda la información que necesitas sobre los diferentes tipos de proteínas veganas, cómo tomarla y 5 factores importantes.

5 FACTORES A CONSIDERAR CUANDO SE ELIGE LA PROTEÍNA VEGANA

Obtener proteínas de las plantas es bastante fácil, pero si estás buscando un refuerzo adicional, te debes beneficiar de un suplemento de alto contenido proteínico.

Hay algunos factores importantes que debes tener en cuenta al sopesar sus opciones y elegir el mejor complemento según tus necesidades.

  1. Contenido de proteínas

2. Perfil de aminoácidos (integridad)

3. Información nutricional

4. Pruebe y mezcle

5. Usos clave

Vamos a comparar algunas de las fuentes de proteínas veganas más comunes para estos factores clave. En lo que nos basamos es en el objetivo, y nos aseguraremos de que puedas elegir el producto adecuado según el tuyo.

4 TIPOS DE PROTEÍNA VEGANA EN POLVO

  1. Proteína de soja

La proteína de soja es la forma más común de suplemento de proteína vegana en el mercado, muy conocida por su perfil de aminoácidos completo y concentraciones relativamente altas de proteína por porción. La soja es un ingrediente común de muchas dietas a base de plantas y esto explica parcialmente su popularidad. La soja, por un lado, contiene compuestos útiles como hierro y manganeso, que son esenciales para la salud de la sangre y la función de la enzima.

Por otro lado, el valor de la soja depende de sus microbios intestinales y si tiene el entorno adecuado. La proteína de soja es una gran opción porque sabe bastante neutral (como veremos, este no es siempre el caso) y se lleva bien con otros sabores. Combina bien, no sabe demasiado fuerte y es versátil: puedes tomarla casi con cualquier cosa con la que tomes cualquier otra proteína en polvo.

2.  La proteína de guisante

La proteína de guisante es otra fuente de proteína popular en el mercado de plantas, pero tiene un perfil de aminoácidos menos completo que la soja. Carece de los aminoácidos esenciales necesarios para la función humana y la reparación muscular. Los guisantes carecen de la metionina y la cisteína que se pueden encontrar en sus equivalentes lácteos y de soja. Esto hace que los guisantes sean una proteína inferior en sí misma en comparación con las alternativas. La proteína de guisante también tiene un sabor y un olor muy distintivos que han desconcertado a muchas personas. Incluso con la adición de sabores clásicos de proteínas (como la fresa o el chocolate), el sabor inconfundible del guisante seco es obvio. La proteína de guisante, sin embargo, tiene grandes beneficios para la salud del corazón y el alto contenido de arginina puede ayudar con el manejo de la diabetes cuando se combina con el ejercicio.

En muchos sentidos, la proteína de guisante sabe bastante mal si lo comparamos con otras proteínas veganas. El sabor distintivo puede ser desagradable, por lo que es impopular como ingrediente para hornear o batir. Puede ser una buena opción para batidos verdes y sopas de verduras. Sin embargo, un problema que no vas a tener con la proteína de guisante es la mezcla o la biodisponibilidad.

3. Proteína de cáñamo.

La proteína de cáñamo es mejor opción que la de guisante pero no ha alcanzado la misma popularidad que la soja a pesar de ser una fuente de proteína completa. También tiene una excelente biodisponibilidad y digestibilidad, es poco probable que cause incomodidad o hinchazón. La investigación inicial sobre los componentes nutricionales de la proteína de cáñamo también parece sugerir beneficios para la función del sistema inmune y la energía. Los ensayos en animales también sugieren la posibilidad de que mejora la salud renal y los marcadores de salud cardiovascular. El cáñamo también es versátil debido al sabor suave que posee de forma natural, por lo que es una excelente opción para hornear y batir. 

MEZCLAS VEGANAS: ¿LA SOLUCIÓN?

La combinación de proteínas incompletas es una de las maneras más fáciles y efectivas de aumentar la integridad de la proteína y de negar algunos de los problemas más comunes asociados con las proteínas de fuente única.

Mezcla de proteína de arroz y guisante

Las mezclas de arroz y guisante son el mejor ejemplo de esto. Si bien ambas son proteínas incompletas, están incompletas de diferentes maneras y la combinación de ambas anula cualquier deficiencia en aminoácidos. También se sabe que los sabores del arroz integral y las proteínas del guisante se equilibran bien reduciendo el “aroma” prohibitivo de las proteínas del guisante. La combinación de estas proteínas también va a contrarrestar la escasez nutricional de proteína de arroz, asegurando que se está consumiendo suficientes micronutrientes esenciales. Esto no pretende ser un reemplazo de una dieta bien equilibrada, pero sí aumenta el valor nutricional de tu batido de proteínas.

Mezclas de proteína vegana preparadas

Una combinación de fuentes veganas de proteínas también puede incluir cantidades más pequeñas de fuentes menos comunes de promoción de la salud. Nuestra Mezcla Vegana Completa incluye quinoa, así como arroz y guisantes, proporcionando una mayor integridad y aumentando la concentración de micronutrientes en comparación con el arroz o el guisante de forma independiente.

¿Cuál es tu mejor opción de proteína vegana?

Tu mejor opción para una proteína vegana dependerá de lo que estés buscando y de si prefieres el sabor de la mezcla de cáñamo, soya o el arroz/guisante. Lo bueno de esto es que ahora tienes muchas opciones en el mercado donde antes era proteína de suero de leche o nada. Las proteínas vegetales y veganas ofrecen beneficios distintivos para la salud que deberían atraer tanto a los omnívoros como a los veganos.

Los Comentarios están cerrados.