Beneficios del Aceite de Coco

Únete a la conversación

EL ACEITE DE COCO, CADA VEZ MÁS UTILIZADO

En los últimos años se ha comprobado que el aceite de coco es en realidad una de las grasas más saludables que podemos añadir a nuestra dieta. El aceite de coco es más saludable que los aceites usados ​​tradicionalmente (vegetales o de girasol).

¿Qué es el aceite de coco?

Es un aceite comestible extraído del coco y que se utiliza no sólo en la dieta, sino también en diversos tratamientos estéticos. Se compone esencialmente de grasas saturadas también conocidas como triglicéridos de cadena media (TCM). Hay dos tipos de aceite de coco, el extra virgen y el refinado. El extra virgen se hace exclusivamente a través de la parte blanca del coco fresco, sin aditivos y es la opción más sana. El refinado se extrae del coco seco, contiene aditivos, es refinado y una opción menos sana para la dieta. Cuando compras aceite de coco para usar en la alimentación es importante que comprémos siempre virgen, de preferencia orgánica y sin ninguna sustancia añadida.

Beneficios del aceite de coco

Acelera el metabolismo

El aceite de coco aumenta el consumo energético del organismo a través de la estimulación de la tiroides, que está directamente ligada al metabolismo. Además, los lípidos presentes se utilizan como fuente de energía en el organismo, por lo que no se almacenan en nuestro cuerpo en forma de grasa.

Controla el deseo compulsivo de los carbohidratos

El aceite de coco ayuda a mantener niveles estables de glucosa en la sangre, no estimulando la creación de insulina y evitando el deseo compulsivo de hidratos de carbono (normalmente dulces). Muchas dietas son arruinadas por deseos compulsivos de comer algo con azúcar, que causa un pico de insulina y satisfacción, sólo para horas después de volver el mismo deseo. Mantener los niveles de glucosa estables es uno de los secretos de una dieta sana.

Ayuda a reducir el colesterol

El buen funcionamiento de la tiroides promovido por el consumo de aceite de coco tiene un efecto positivo en el control del colesterol LDL, perjudicial para nuestra salud. Al mismo tiempo que promueve el colesterol HDL, que es beneficioso para nuestro organismo. Los niveles adecuados de colesterol son esenciales para disminuir el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Fortalece el sistema inmunológico

El aceite de coco ayuda en la protección del organismo contra el ataque de bacterias y hongos nocivos a nuestra salud. Parte de esta característica se debe a la presencia del ácido láurico en su composición.

Conclusión

El aceite de coco es sano para nuestro cuerpo cuando se consume con moderación. Es de las grasas más saludables que podemos utilizar en nuestra cocina y tiene una excelente relación calidad, coste y beneficio.





Los Comentarios están cerrados.