¿CÓMO PERDER PESO SIN GRAN ESFUERZO?

consejos perder peso
Únete a la conversación

Aprende como adelgazar mejorando tus hábitos poco a poco

Siempre aconsejo a mis clientes que empiecen poco a poco.puede sonar extraño de alguien que se gana la vida entrenando y motivando, pero dar pasos pequeños hacen una gran tarea más manejable y llevadera. Los fallos vienen a menudo por establecer objetivos poco realistas, y abandonar cuando la tarea se hace demasiado grande, volviendo al estado inicial pero más desmotivados. Así que siempre aconsejo hacer uno o dos pequeños cambios a la vez y cuando estos comienzan a convertirse en una forma de vida, un par de cambios más y así sucesivamente; de este modo, en pocas semanas no sólo habrás cumplido con éxito tus metas iniciales, sino que te motivarás para añadir más cambios gradualmente, que serán más propensos a convertirse en hábitos, en lugar de soluciones rápidas que no suelen durar.

Modifica tu rutina diaria

En primer lugar, mira tu rutina diaria y piensa cómo puedes ser más activo/a y encajar el ejercicio en tu vida. ¿Eres de los que se coloca a la derecha de las escaleras mecánicas? Bueno, ¿por qué no empiezas a caminar? Lo mismo ocurre con el ascensor, cámbialo siempre que puedas por las escaleras. Camina en lugar de utilizar el coche o el transporte público, si es posible. Y si el trayecto es demasiado largo, bájate en la anterior parada.

Incluso hay maneras ejercitarse sin apenas variar tu sedentarismo habitual ¿por qué no probar unos fondos de tríceps utilizando el borde del sofá cuando estás viendo la televisión por la noche? O en el trabajo, si tienes una oficina privada. Lo mismo ocurre con al sentarse, tan pronto como tu trasero toque el asiento, levántate y siéntate unas cuantas veces. También podrías ponerte en cuclillas o hacer algunas sentadillas mientras esperas a que se caliente la leche, y así una larga lista de pequeñas cosas.

fondos triceps

Si incorporases todos estos cambios aparentemente pequeños en tu vida cotidiana, piensa cuánto sumarían en una semana y aún mejor en un mes.

Confía en el progreso

Es cierto lo que dicen, el ejercicio es adictivo, especialmente cuando empiezas a ver los resultados, así que confía en mí cuando digo que una vez que tu cuerpo empieza a cambiar y empiezas a sentirte tan en forma que deseas seguir y empezar a hacer más… de repente esos pequeños cambios parece que son más grandes de lo que pensabas.

Adapta tu dieta

Lo mismo ocurre con tu dieta – en lugar de reducir drásticamente las calorías o excluir grupos de alimentos enteros, ¿por qué no haces unos pocos cambios a la vez?. Si te mueres de hambre, o sientes que realmente necesitas ciertos alimentos… terminarás cayendo espectaculármente, y luego te sentirás culpable al respecto. Así que una vez más, hacer un par de pequeños cambios cada semana que en un mes se sumará a un gran cambio general. Evita el azúcar en el té o café y cámbialo por Stevia para conseguir esa dulzor sin calorías. También prueba a  cambiar el cruasán o el cuerno de chocolate por un pincho de jamón con el objetivo de cortar la adición dulce por completo.

Cambia el arroz blanco por arroz de coliflor (se puede encontrar en muchos supermercados) o por arroz dietético y sustituye la pasta por calabacín o nuestros fideos dietéticos para suprimir calorías y carbohidratos sin sacrificar el sabor. ¿Eres de café cremoso por la mañana?, cambia a leche desnatada o sólo. El té negro con leche está riquísimo.

Si te gusta la idea, aquí tienes un interesantísimo artículo que te ayudará a sustituir tus alimentos habituales por otros mas saludables.

Haz que las calorías que comes trabajen para tino tengas miedo de la grasa siempre que venga de fuentes naturales. Los aguacates, las nueces, los pescados aceitosos y el aceite de coco pueden ayudar realmente a acelerar tu metabolismo al tiempo que te llenan y dejan satisfecho de manera saludable; muchos productos bajos en grasa o “light” están llenos químicos que ensucian con tu metabolismo y muchas veces no te sacian y hay más probabilidades de comer en exceso.

Una vez más, los pequeños cambios se sumarán, incluso si se eliminan 100 calorías al día serán 700 calorías a la semana, suficiente para percibir una diferencia en la forma que te ves y sientes.

Piensa en grande, pero empieza pequeño y prepárate para el éxito de la pérdida de peso que puede continuar durante todo el año.

Sobre el Autor
 Lisa-Jane, propietaria de Wildcat Fitness, es entrenadora personal, instructora de fitness y modelo de fitness en Londres.

¿Te ha gustado? Compártelo

Los Comentarios están cerrados.