Cómo Cuidar De Tus Articulaciones

Únete a la conversación

ENTRENAR CON DOLORES EN LAS ARTICULACIONES PUEDE INHIBIR TU ENTRENAMIENTO

Los dolores en las caderas, rodillas o hombros son bastante comunes y es uno de los mayores inhibidores a la hora de ir a entrenar. Así que vamos a aconsejarte algunos cuidados a tener para proteger tus articulaciones y prevenir el dolor. Hay varias causas posibles para los dolores en las articulaciones, y algunas requieren atención médica especial. Por ejemplo la artritis es una inflamación de las articulaciones que genera dolor y dificultad en el movimiento. La tendinitis es similar a la artritis, pero se trata de inflamación de los tendones. Las tendinitis en las rodillas y los hombros son las más comunes. Sin embargo, la tendinitis en la muñeca o el codo también empieza a ser más frecuente debido al gran número de horas que se pasa frente al ordenador.

El exceso de peso es también una de las mayores causas de dolor en las articulaciones, por sobrecargar demasiado. Es esencial permanecer dentro del peso aconsejado para evitar los dolores en las articulaciones. Todos estos problemas pueden ser evitados siguiendo algunas reglas básicas antes de entrenar.

  1. Calienta siempre antes de entrenar. Nunca entrenes sin calentar antes. El entrenamiento con los músculos fríos es un riesgo para las articulaciones. Antes de hacer cualquier ejercicio, asegúrate de que calientes bien, principalmente los músculos que vas a utilizar en tu entrenamiento.
  2. Haz ejercicios de estiramiento entrena tu movilidad. Es muy importante hacer flexibilidad después del entrenamiento para relajar los músculos después del estrés del ejercicio. Pero no sólo eso, también es importante tener una buena movilidad para prevenir lesiones. La mayoría de las lesiones están ligadas a la pérdida de movilidad de nuestro cuerpo. Estira por lo menos uno o dos días a la semana y dedica algún tiempo el entrenamiento de movilidad para todas las principales articulaciones.
  3. Utiliza el rodillo de espuma. Está muy de moda en los últimos años, el rodillo de espuma trajo al mercado una forma fácil de liberar la tensión muscular en los puntos más contraídos de nuestros músculos. Después de tu entrenamiento pasa el rollo en los principales grupos musculares, como en los gemelos y parte frontal de los muslos. Si sientes un alto o punto donde el dolor es mayor insiste en ese punto hasta que el dolor disminuya.
  4. Utiliza calzado adecuado. Principalmente en deportes con mucho impacto es esencial usar calzado adecuado para minimizar el desgaste en nuestras articulaciones. Correr, baloncesto y voleibol son ejemplos de deportes con mucho impacto, donde el calzado te ayudará a minimizar los estragos provocados por la repetición del impacto.
  5. Entrena dentro del agua. Si sientes muchos dolores en las articulaciones intenta deportes o clases dentro del agua, como la hidroginástica. El agua retira el impacto del ejercicio haciéndolo más seguro y menos doloroso.

Estas son algunas ideas para prevenir los dolores articulares y mantenerte sano. Si tienes un dolor permanente visita a tu médico y sigue sus consejos.

¡Que tengas un buen entrenamiento!

Los Comentarios están cerrados.