TRES SIMPLES FORMAS DE AUMENTAR LA INTENSIDAD DE TU ENTRENAMIENTO

Únete a la conversación

La intensidad es con seguridad uno de los atributos más ignorados en el plan de entrenamiento de una persona, siendo sin embargo el más fácil de cambiar. Pero no sólo eso, es uno de los que más impacto tiene.

La intensidad incide directamente en los resultados y es por ello que tener un plan de entrenamiento bien estructurado nos ayudará a centrarnos en cada ejercicio y como resultado aumentar la intensidad, así como ir consiguiendo los objetivos y progresar.

Si lo que deseas es incrementar la intensidad de tu entrenamiento, prueba con alguno (o todos) de estos consejos:

AUMENTA LA CARGA.

No te lo pongas demasiado fácil. Si tu objetivo es hacer músculo, asegúrate de que la carga/el peso al entrenar te supone un reto. Si te parece que estás disfrutando mientras haces las repeticiones, entonces es que no has seleccionado suficiente peso. Serás capaz de elevar la barra como un auténtico rey pero tus músculos no estarán estimulándose lo suficiente para contribuir al crecimiento y desarrollo muscular.

REDUCE LOS TIEMPOS DE RECUPERACIÓN.

Ya sea si levantas peso o corres en cinta, el tiempo de recuperación debería ser un reflejo del entrenamiento realizado. Al reducirse el tiempo de recuperación, estás forzando a tu cuerpo a adaptarse más rápidamente y responder a las exigencias de este. Tu sistema cardiovascular se pondrá en marcha e iniciará el transporte de sangre, oxígeno y nutrientes al cuerpo durante el aumento de actividad.

AUMENTA EL NÚMERO DE RECUPERACIONES.

Si 3 series por ejercicio es lo habitual durante tu entrenamiento, prueba a aumentar a 4 ó 5 series de vez en cuando.

Esto ayudará a tus músculos a actuar cuando se sientan fatigados, rompiendo más fibras musculares y obtener así un mayor crecimiento muscular.

El incremento del número de repeticiones puede ayudar también a la resistencia muscular, un factor clave que consolidará el esfuerzo realizado durante las últimas repeticiones.

Si lo tuyo es el cardio, ¿por qué no correr 4 x 500m en vez de 3m o hacer 500m de vez en cuando?

ESTIMULA TU MENTE.

A veces solo es necesario un pequeño empujón. Entrenar cuando te sientes cansado o con la cabeza en otro lado, predice, y acertando casi con seguridad, un mal entrenamiento.

Es por eso, que estos casos tomar un suplemento puede ayudarte a darte ese empujón que necesitas. Desde aquí, recomendamos ELEVATE™ uno de nuestros suplementos preentrenamiento más potente y eficaz de calidad premium, con más de 13 ingredientes activos y disponible en diferentes sabores, como el nuevo sabor Cherry Cola.

Estos son sólo algunos ejemplos de cómo puedes modificar tu actual entrenamiento para incrementar los niveles de intensidad y mejorar así el desarrollo muscular y cardiovascular.

La clave está en recordar lo siguiente: si es fácil, es probable que no estés progresando. Si cuesta, vas por buen camino.

 

Los Comentarios están cerrados.