VUELTA A LA RUTINA

La Cesta de la Compra
Únete a la conversación

 

VUELTA A LA RUTINA  

Llegó Septiembre y tu todavía tienes las maletas a medio desempacar, y hasta tus toallas y chanclas tienen vestigios de mar y arena. Y es que entre esos cócteles tropicales, cervecitas en la terraza y el picoteo, el promedio de ganancia de peso después de las vacaciones puede ser hasta de 4-5 kilos, pero ¡que no cunda el pánico! Aquí te traemos algunos consejos para que te sientas bien y descansado, recuperes tu figura, y puedas rendir de forma correcta después de un verano intenso.

Lo primero es no caer en la trampa de dietas milagro, retos mágicos o métodos extraños que suenen muy bien para ser verdad. Es importante planificar, y si es posible, consultar con un dietista-nutricionista para que nos guíe en una pérdida de peso adecuada a nuestra meta, estilo de vida, y condición física.

Una vez sabiendo esto, empecemos por lo principal: la compra y los menús semanales. Es probable que llegues a casa, abras la nevera, y te encuentres con media cebolla descompuesta, o una salsa ya vencida. Entonces, la lista de la compra será tu mejor amiga, no solo te ahorrará tiempo, si no que también te ayudará a planificar menús semanales, donde puedes evitar el estrés diario de no saber qué comer, o qué preparar en casa o para tu familia.

Es ideal entonces que nos enfoquemos en comprar fruta y verdura de temporada, esenciales por sus aportes de fibra, vitaminas y minerales, ideales para mejorar nuestra salud, y llegar a niveles de satisfacción importantes a la hora de comer, para poder controlar nuestro apetito. Además, las frutas son los alimentos más adecuados para merendar, y tanto frutas como verduras, nos ayudan a mejorar la retención de líquido, pesadez, o hinchazón, que las comidas altas en grasa y sal del verano nos dejaron.

Aparte de esto, es importante comprar legumbres, frutos secos, semillas, o mantequillas, como la crema de cacahuete de BULK POWDERS™, nueces o la mezcla de cacao, goji y anacardos  también de BULK POWDERS™.

Las legumbres, nos aportan fibra, proteína, hidratos de buena calidad, y los frutos secos, también fibra, proteína, y grasas de las mejores. Además de esto, también debemos enfocarnos en tener aceite de buena calidad, como es el de oliva, y grasas buenas como el aguacate.

Sin duda, los pescados deben ser la primera fuente de proteína de nuestra alimentación, seguida de carnes magras y blancas o huevo, y por último, las carnes rojas serán las que menos consumiremos a lo largo de la semana.

Por supuesto que dentro de la lista también pueden entrar harinas integrales o alternativas a las de trigo refinado (como las de BULK POWDERS™), para preparar postres ligeros, el café, el té, y cualquier otro complemento que desees agregar.

Después de tener lista tu compra, y tus menús planificados, a lo largo de la semana tendrás más tranquilidad y menos ansiedad en torno a tus comidas, además de que te impresionarás de la cantidad de dinero que puedes ahorrar, y lo mínimo que serán tus desechos de comida de ahora en adelante.

Ya que tenemos esto controlado, es importante reconocer que no es fácil implementar estos consejos, sobre todo después de un mes, mes y medio, de no tener una rutina como tal. Es entonces cuando tenemos que ser pacientes y autocompasivos con nosotros mismos, y llevar nuestro cambio de rutina de forma progresiva.

Si estamos acostumbrados a tomar una cerveza o un refresco a diario, entonces iremos disminuyendo este hábito poco a poco, de modo que intercalaremos bebidas como infusiones, agua, agua saborizada o infusionada, o agua con gas, un día sí y un día no, hasta que podamos disminuir nuestro hábito. Lo mismo pasa con los dulces o hidratos refinados.

En cuanto al ejercicio, debemos tener la misma idea. Si llevamos 1 mes o más sin acercarnos al gimnasio, entonces empezar de golpe con una rutina de 2 horas no nos va a traer nada bueno. Debemos ir incluyendo más minutos y días por semana, hasta llegar a 30-45 minutos diarios al menos, y 3-4 veces por semana.

Por supuesto, pueden haber algunas herramientas que podemos implementar para sentirnos menos hinchados, pesados, o con simple retención de líquido post-vacacional. Aquí pueden entrar algunas infusiones que pueden promover la diuresis, como el té verde (Extracto de Té Verde de BULK POWDERS™), o el Té Matcha. También, para mejorar nuestra microbiota intestinal, y por ende nuestras digestiones, podemos consumir probióticos, que promueven el crecimiento de las bacterias  que más nos benefician en nuestro tracto digestivo (Probiótico Completo de BULK POWDERS™.

El regreso a la rutina no es fácil, pero si estás motivado a sentirte mejor, y llevar unos hábitos más saludables, probablemente no sólo recuperes tu figura, si no que también mejore tu autoestima, rendimiento y salud en general.

 

Para más consejos como este, puedes seguirnos en Facebook, Twitter e Instagram @bulkpowderses

#nutricion #suplementos #fitness #workout #nutritionisthenewblack

Autora: Victoria Lozada, Dietista Nutricionista, y estudió un Master en Trastornos del Comportamiento Alimentario y la Obesidad, en la Universidad Europea de Madrid. Actualmente, mejora la salud y calidad de vida de sus pacientes mediante asesorías online. A través de sus redes sociales, demuestra que llevar un estilo de vida saludable no significa aburrirse, ni caer en la rutina. Además,  promueve la alimentación sana, sin obsesiones, utilizando siempre ingredientes y alimentos de calidad.

Los Comentarios están cerrados.